La Oficina de Atención a la Discapacidad (Oadis), adscrita al Ministerio de Derechos Sociales, Consumo y Agenda 2030, va a presentar una “recomendación” al Consejo Nacional de Discapacidad así como a la Comunidad de Madrid para que se “estudie y valore” la regulación sobre la actividad de intermediación de transporte de viajeros en los términos señalados desde su respectivo ámbito competencial, dado que no es posible que desde el Ayuntamiento de Madrid se fijen las condiciones en las que estas entidades prestan sus servicios.

Así se recoge en las conclusiones del expediente abierto por Oadis ante una queja presentada por el Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (Cermi), al que tuvo acceso Servimedia.

En concreto, el Cermi denunció que las emisoras del servicio de Eurotaxi en Madrid no permiten reservar con antelación sus servicios a usuarios de sillas de ruedas, mientras que para los pasajeros sin discapacidad sí es posible reservar un taxi convencional con tiempo y antelación.

A raíz de esta queja, la Oadis inició un expediente en enero de 2023, que, tras recibir información por parte del Departamento del Taxi del Ayuntamiento de Madrid, concluyó en mayo que el número de vehículos que prestan el servicio de Eurotaxi “son escasos y se han visto reducidos en los últimos años”, por lo que se aprobó un plan de subvenciones 2021-2023 con el fin de “incentivar” la “transformación” de vehículos de taxi en Eurotaxi, si bien, dado que dicho plan aún estaba en marcha, lo consideró “pronto para poder valorar su eficacia”.

No obstante, el consistorio informó entonces de que las radioemisoras no realizan reservas anticipadas en ningún tipo de servicio y que se realizan las asignaciones de servicios en tiempo real por lo que no existe un tratamiento diferente para los servicios de Eurotaxi respecto a los servicios ordinarios, por lo tanto, esta información no es acorde con las quejas de las personas con discapacidad.

SEGUIMIENTO

Seis meses después, en noviembre de 2023, la misma oficina inició un expediente de seguimiento en el que, a partir de un informe recibido por parte del ayuntamiento madrileño de otro expediente “similar”, confirmó la “reducción paulatina” del número de taxis adaptados y el “incremento” de los tiempos de espera.

En concreto, a fecha del informe, el Área de Prestación Conjunta de Madrid contaba en septiembre de 2023 con una flota de 435 vehículos adaptados, cifra que “se ha ido reduciendo” desde enero de 2018, cuando había 524.

Además, según la información recabada por el Ayuntamiento, si durante 2022 y el primer trimestre de 2023 se produjo un incremento en el número de reclamaciones recibidas relativas a tiempos de espera de los vehículos adaptados, con 53 en 2022 y 47 en el primer trimestre de 2023, en este indicador fue descendiendo “significativamente” a partir del segundo trimestre de 2023, de modo que recibió 12 reclamaciones sobre esta cuestión desde abril hasta septiembre de este año a través de todos los canales habituales de comunicación con la ciudadanía.

Junto a ello, estaba en tramitación un expediente de contratación de un estudio técnico del taxi que permitirá la obtención de datos de modo continuo para establecer de manera cuatrimestral indicadores del taxi adaptado como número de taxis adaptados, porcentaje medio de servicios atendidos y no atendidos según los datos recibidos las radioemisoras, porcentaje medio de servicios anulados según los datos recibidos de las radioemisoras, número de servicios no atendidos, atendidos y anulados por licencia según los datos recibidos las radioemisoras así como cualquier otro que durante el transcurso de los trabajos se considere sobre el funcionamiento del servicio del taxi adaptado y sus características.

El objetivo de este estudio era analizar las características, evolución y situación del servicio del taxi de Madrid, como apoyo en la toma de decisiones referentes, entre otros, en materia de servicios a personas de movilidad reducida.

ACTUACIONES PARA INCREMENTAR TAXIS ADAPTADOS

En cuanto a actuaciones encaminadas al incremento del número de taxis adaptados, el Ayuntamiento de Madrid afirmó que está “comprometido al máximo” con la “mejora” del servicio de taxi adaptado, así como con el “cumplimiento” de lo establecido en el Real Decreto 1544/2007, de 23 de noviembre, por el que se regulan las condiciones básicas de accesibilidad y no discriminación para el acceso y utilización de los modos de transporte para personas con discapacidad, para lograr recuperar los niveles previos y, si es posible superar el porcentaje reglamentariamente establecido de forma que, al menos, el 5% de las licencias de taxi del Área de Prestación Conjunta de Madrid corresponda a vehículos adaptados.

Sin embargo, cuestiones ligadas a los mayores costes de adquisición y adaptación de los vehículos adaptados, la evolución de la industria automovilística que limita la oferta de vehículos adaptados con distintivo medioambiental Cero y Eco, las restricciones por parte de las entidades de intermediación de la oferta de servicios a personas de movilidad reducida y la falta de aceptación de servicios por no cubrir los costes de los viajes, han provocado una “reducción paulatina” del número de vehículos adaptados y por tanto de la cobertura de los servicios destinados a personas de movilidad reducida, cuya prestación se ha visto “mermada”, según el Ayuntamiento.

A la luz de este informe, la Oadis subrayó el “compromiso” del Consistorio madrileño con la “mejora” del taxi adaptado que, a su juicio, se manifiesta en la “variedad” de medidas que ha venido adaptando en los últimos años, orientadas a aumentar el número de taxi adaptados aplicando estrategias en materia de subvenciones, gestión y ordenación del servicio, interlocución con los agentes del sector y cambios normativos.

No obstante, puntualizó que el titular de la licencia de autotaxi es, “en última instancia, quien decide qué vehículo adscribir a su licencia” y que las entidades de intermediación del servicio son las que en el ejercicio de su actividad fijan las reglas de asignación de los servicios demandados por los clientes y precisó que la actividad de intermediación de transporte de viajeros no se encuentra regulada por la Comunidad de Madrid, que es quien ostenta la competencia exclusiva en materia de transporte urbano.

Fuente: CERMI

Una iniciativa de

Con el apoyo de

Este sitio es propiedad de Red de Juristas por la Discapacidad. Todos los derechos reservados. 2024

Esta página web usa cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para el análisis de tus hábitos de navegación y realizar estudios estadísticos, mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias y compartir o mostrar contenido de este sitio web en redes sociales.

Puedes obtener más información en nuestra Política de Cookies