El Observatorio de Accesibilidad de Municipios de España ha determinado que, en el 42 por ciento de los itinerarios urbanos analizados en el país, el diseño de elementos como papeleras, contenedores y cajeros no es adecuado para su uso por todas las personas.
Con motivo de la celebración del Día Mundial del Urbanismo- este lunes 8 de noviembre- la Fundación ONCE ha destacado los resultados de este estudio que, como ha señalado, determina que aún hay «innumerables obstáculos» para las personas con discapacidad en sus desplazamientos diarios.

La entidad es una de las impulsoras de este Observatorio, que cuenta con la colaboración de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), el CERMI y el Real Patronato sobre Discapacidad.

El informe analiza en 262 municipios un total de 860 itinerarios urbanos y 840 edificios municipales. Los espacios públicos urbanos y edificios visitados afectan a una población de más de 16 millones de personas de entornos rurales y ciudades de diferentes tamaños.

En cuanto a los itinerarios, el análisis incluye zonas históricas y cascos urbanos, zonas rehabilitadas y de nueva construcción y, siguiendo el mismo criterio, la muestra de edificios municipales recoge uso administrativo, cultural, educativo y socio-sanitario.

ÍNDICES POSITIVOS EN ZONAS DE NUEVA CONSTRUCCIÓN

Tras este «examen», el Observatorio ha identificado los cascos antiguos de los municipios como las áreas urbanas con menores índices de accesibilidad. Por el contrario, se observan índices positivos de desarrollo en las zonas de nueva construcción.

En referencia a los edificios municipales- entorno construido-, los resultados de análisis arrojan índices de accesibilidad reducidos. Además, los edificios de carácter social y socio- sanitario presentan menores dificultades.

La fundación destaca, que de, entre las barreras registradas, la imposibilidad de hacer un uso normalizado de los asesos adaptados es observada en el 72% de los edificios, siendo habitual encontrarlos cerrados bajo petición de lavve y usados como espacios de almacenaje.

Este trabajo, también extrae que «no es posible para todas las personas evacuar los edificios en caso de emergencia, en condiciones de seguridad y autonomía, en el 91% de los ayuntamientos y edificios de concejalías, en el 86% de los edificios culturales y educativos ni en el 75% de los destinados a uso social y socio-sanitario».

Del mismo modo, el 14% de los 860 itinerarios urbanos y únicamente el 3% de los 840 edificios municipales analizados presenta elementos de comunicación adecuados para su comprensión por todas las personas.

MOVILIDAD Y TRANSPORTE

Este informe recoge también que los pasos y vados peatonales inadecuadamente ejecutados y señalizados suponen un riesgo a la hora de cruzar la calle en el 60% de los itinerarios en cascos antiguos de menos de 20.000 habitantes y en el 61% de los que están en zonas rehabilitadas de municipios de más de 500.000 habitantes.

Por otra parte, revela que el ancho libre de paso mejora sustancialmente en las zonas de nueva construcción. Asmismo, en los cascos antiguos de municipios de más de 500.000 habitantes el 94% de los itinerarios presenta carencias en la dotación y diseño de áreas de descanso para todas las personas.

En las zonas nuevas de esos mismos municipios, apunta el estudio, hasta un 72% de las plazas de aparcamiento reservado para personas con movilidad reducida presenta relevantes carencias, tanto en dotación como en su diseño.

Y en relación al transporte público, los mayores niveles de accesibilidad en las paradas se observan en los cascos antiguos de municipios de hasta 50.000 habitantes y en las zonas de nueva construcción de municipios de menos de 20.000 habitantes.

PIDE PROMOVER LAS ZONAS URBANAS SOSTENIBLES

El informe también analiza la comunicación espacio- peatón. En este caso en las zonas nuevas de municipio de menos de 20.000 habitantes hasta el 70% de los vados peatonales carece de pavimientos constratados en textura y color; mientras que los de más de 500.000, el 83% de los semáforos ubicados en zonas urbanas rehabilitadas carecen de avisador acústico.

Finalmente, en uso de edificios revela que un 83% de los aseos adaptados presenta barreras que impiden su uso normalizado en los edificios administrativos de municipios de entre 100.000 y 500.000 habitantes. Además, en los de más de 500.000, un 60% de los edificios socio-sanitarios no permite cambiar de nivel o deambular entre sus plantas a todas las personas por carencias en escaleras y ascensores.

La entidad señala que, el Día Mundial del Urbanismo debería ser una jornada para el reconocimiento que promueve el papel de la planificación en la creación y el manejo de comunidades urbanas sostenibles, integradas en el ordenamiento regional al que pertenecen.

Fuente: EUROPA PRESS

Este sitio es propiedad de Red de Juristas por la Discapacidad. Todos los derechos reservados. 2022

Esta página web usa cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para el análisis de tus hábitos de navegación y realizar estudios estadísticos, mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias y compartir o mostrar contenido de este sitio web en redes sociales.

Puedes obtener más información en nuestra Política de Cookies