La Comisión de Mercado Interior del Parlamento Europeo adoptó este jueves, por 41 votos a favor, uno en contra y dos abstenciones, su posición en torno a las normas actualizadas de la UE sobre la seguridad de los productos de consumo no alimentarios, que, entre otras cuestiones, persigue otorgar “mayor seguridad y protección” a los consumidores “vulnerables”. Entre ellos, consideró a las personas con discapacidad o los niños, quienes, a su juicio, también “deben estar mejor informados”.

Las nuevas normas tienen como objetivo “garantizar” que todo tipo de productos en la UE “cumplan con los más altos requisitos de seguridad”, según precisó el Parlamento en un comunicado en el que subrayó que los eurodiputados acordaron estos cambios “para mejorar la seguridad de los productos vendidos en la UE, reforzando los requisitos, y preparar el marco jurídico existente para el futuro”.

Los europarlamentarios ahondaron en las disposiciones sobre los requisitos de seguridad de los productos con el fin de “tener en cuenta” los “posibles riesgos específicos” para los consumidores “más vulnerables”, como las personas con discapacidad, las personas mayores o las mujeres, cuya seguridad, a su entender, “también debe tenerse en cuenta siempre cuando se diseñan los productos”.

Con respecto a los niños, el Parlamento puntualizó que los aspectos tecnológicos, como los efectos que los productos conectados digitalmente “pueden tener en su salud mental”, también “deben ser considerados”.

RETIRADA DE MERCANCÍA PELIGROSA

Por lo que se refiere a la retirada de mercancías peligrosas y en consonancia con la Ley de Servicios Digitales, el texto insta a los comercios en línea a establecer puntos de contacto únicos para comunicarse “rápidamente” con las autoridades de vigilancia y los consumidores.

Las autoridades pueden obligarles, a partir de ahora, a eliminar e inhabilitar el acceso a listados ilegales de productos peligrosos y, después de ser advertidos, dichos comercios tendrán un día para actuar y deberán realizar controles aleatorios para identificar los productos peligrosos.

En cuanto al sistema de alerta rápida para productos peligrosos, los eurodiputados instaron a “modernizarlo” para permitir que los comercios en línea detecten productos inseguros “más fácilmente”. Además, estimaron que el portal debe ser “más intuitivo” y la información que proporciona tendrá que ser “fácilmente accesible para los usuarios, incluidas las personas con discapacidad”.

En caso de que sea necesario retirar un producto peligroso o de que exista una advertencia de seguridad, los operadores económicos y los comercios en línea deberán informar a los consumidores y difundir “ampliamente” la información a través de Internet, mientras los consumidores tendrán que ser informados de su derecho a la reparación, sustitución o reembolso.

Los eurodiputados también agregaron una disposición para garantizar que la información sobre la seguridad de los productos esté disponible en un lenguaje “fácilmente comprensible y accesible para las personas con discapacidad”.

OPERADORES ECONÓMICOS

En paralelo, “aclararon” las obligaciones para los operadores económicos, estableciendo que todos los agentes económicos, incluyendo fabricantes, importadores y distribuidores, tendrán que cumplir las obligaciones generales de seguridad actualizadas para comercializar productos en el mercado de la UE.

Si dichos operadores económicos no están establecidos en la UE, tendrán que designar a una persona responsable en la UE como “punto de contacto para las autoridades”. “Si incumplen, las sanciones pueden alcanzar hasta el 4% de su facturación anual”, sentenció el Parlamento.

La ponente y vicepresidenta del Parlamento Europeo, Dita Charanzová, defendió que, de esta forma, Europa da “un paso crucial” para “garantizar que todos los productos sean seguros” en el continente, al tiempo que “da a los consumidores más derechos y a las empresas, incluidos los comercios en línea, más responsabilidades”.

“Y lo que es más importante, lo hacemos de una manera que protege a las pequeñas empresas sin limitar la elección del consumidor”, añadió, convencida de que, con ello, la «red de seguridad» europea “será más eficaz y las nuevas obligaciones se dirigirán a los sectores donde más se necesita actuar”. “Espero con interés una rápida adopción bajo la Presidencia checa del Consejo de la UE», sentenció, en relación a un proceso que incluirá conversaciones entre el Parlamento y los Estados miembro, cuyo acuerdo deberá ser refrendado por el Parlamento y el Consejo antes de su publicación y entrada en vigor.

Fuente: https://www.servimedia.es/noticias/europa-reforzara-seguridad-productos-para-proteger-mejor-consumidores-vulnerables-como-personas-discapacidad/3418580

Este sitio es propiedad de Red de Juristas por la Discapacidad. Todos los derechos reservados. 2022

Esta página web usa cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para el análisis de tus hábitos de navegación y realizar estudios estadísticos, mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias y compartir o mostrar contenido de este sitio web en redes sociales.

Puedes obtener más información en nuestra Política de Cookies