La Organización Mundial del Turismo (OMT), Fundación ONCE y la Red Europea de Turismo Accesible (ENAT) han renovado su compromiso estratégico para mejorar la accesibilidad para todas las personas en toda la cadena de valor del sector turístico, durante y después de la actual pandemia.

Las entidades han firmado un convenio gracias al que amplían su colaboración otros cuatro años más, centrándose en la promoción de buenas prácticas durante la pandemia, la aplicación de normas, la medición del turismo accesible, así como la inclusión laboral y las políticas institucionales en materia de discapacidad, situando a este sector económico a la vanguardia de la inclusión y la diversidad.

De esta forma, la OMT y sus socios están recopilando actualmente casos de éxito de destinos y empresas que han adaptado los nuevos protocolos sanitarios para facilitar el acceso a los viajes y al turismo a todos los clientes, tanto locales como visitantes.

En consonancia con las principales recomendaciones de la OMT emitidas durante la pandemia, Accessibility Champions sigue abierto a la presentación de candidaturas para ilustrar las directrices de reapertura del turismo sin imponer nuevos obstáculos. Los casos más destacados serán debidamente promovidos por los socios a través de una publicación electrónica y seminarios web pertinentes, a lo largo de 2021.

Los socios también se han comprometido a sensibilizar a los estados miembros de la OMT y al sector privado sobre la aplicación de la próxima norma ISO sobre Turismo para Todos, en cuya elaboración han participado activamente.

La norma ‘Turismo accesible para todos – Requisitos y recomendaciones’ está a punto de ser adoptada por la Organización Internacional de Normalización, lo que representará un hito a nivel mundial, ya que será la primera que se dirige a toda la cadena de valor del turismo en términos de accesibilidad.

Las acciones de sensibilización estarán dirigidas a instituciones, gobiernos y proveedores de servicios y versarán sobre la importancia de la accesibilidad para todos y la inclusión, en general, que no es sólo una cuestión de derechos humanos e igualdad de oportunidades, sino también una importante ventaja competitiva para los destinos y el sector privado.

La accesibilidad universal tiene que ver con la calidad del servicio, la innovación y la comodidad para todos los turistas, las nuevas fuentes de ingresos y los nuevos clientes con discapacidad, personas mayores y familias con niños pequeños, entre otras muchas personas con necesidades de acceso específicas. Al adoptar los principios del diseño universal en el desarrollo de entornos y servicios, el sector turístico puede cumplir con su responsabilidad moral y, en muchos países, con la obligación legal de atender a las personas con necesidades específicas, haciendo del turismo para todos una realidad.

Fuente:https://www.servimedia.es/noticias/1833624

Este sitio es propiedad de Red de Juristas por la Discapacidad. Todos los derechos reservados. 2022

Esta página web usa cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para el análisis de tus hábitos de navegación y realizar estudios estadísticos, mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias y compartir o mostrar contenido de este sitio web en redes sociales.

Puedes obtener más información en nuestra Política de Cookies