La Plataforma Representativa de Personas con Discapacidad Física y Orgánica (Predif) reclamó este miércoles «la regulación de la asistencia personal» como clave para «la desinstitucionalización» de las personas con discapacidad, y exigió un acceso equitativo a este servicio con independencia del lugar de residencia de la persona.

Predif expresó estas demandas durante su 4º Congreso Sobre Asistencia Personal, organizado junto al Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030 y a la Fundación ONCE.

En la inauguración, el presidente de Predif, Francisco Sardón, afirmó que “este congreso quizás sea el más importante, ya que por fin es posible que se regule la asistencia personal».

«Lo que las personas con discapacidad pedimos es que la regulación tenga en cuenta nuestros intereses y los de los asistentes personales», apuntó, y que se haga «con «equidad, para que todas aquellas personas que lo deseen puedan tener un asistente personal».

Además, Sardón exigió que la asistencia personal llegue también «al medio rural y sea motor de la desinstitucionalización de las personas con discapacidad», proceso donde esta figura supone «una pieza fundamental”.

A continuación, Jesús Martín Blanco, director general de Derechos de las Personas con Discapacidad y director del Real Patronato sobre la Discapacidad del Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030, señaló que “sin duda, la asistencia personal es la figura más empoderadora que tenemos las personas con discapacidad, con la que sentimos la libertad como propia”.

Indicó que desde el Gobierno, para cumplir con los mandatos de la Convención de los Derechos de las Personas con Discapacidad, “estamos construyendo un nuevo modelo de cuidados con la persona en el centro, que cuenta con una dotación de 600 millones de euros».

Con él, «queremos transformar de manera profunda la atención a las personas con discapacidad y pasar de un modelo asistencial a un modelo donde el núcleo sea la persona, con la modernización y personalización de espacios desde un enfoque de derechos humanos, que aseguren la intimidad y la privacidad», señaló.

«Esta ecuación no tiene sentido si no está la asistencia personal», y prometió dejarse «la piel para que antes de que finalice la legislatura» esta regulación esté aprobada.

El presidente del Comité Español de Representantes de Personas de con Discapacidad (Cermi), apuntó que el movimiento asociativo “ha hecho sus deberes, ya que no era fácil consensuar entre todas las discapacidades la figura de la asistencia personal. Ahora, el Ministerio tiene la responsabilidad de liderar un proceso de construcción entre todas las comunidades autónomas y consensuar un modelo para regular esta figura, que es una necesidad imperiosa, a fin de fijar las intensidades, la formación y las relaciones laborales específicas dentro de un marco legal”, exigió.

Según Pérez, “todo está hecho, pero falta liderazgo por parte del Imserso para regularla ya». «Esta legislatura no puede pasar en balde, ya que será imprescindible de cara a la estrategia de desinstitucionalización que, para tener frutos, necesita el despliegue de la asistencia personal”, concluyó.

Fuente: SERVIMEDIA

Este sitio es propiedad de Red de Juristas por la Discapacidad. Todos los derechos reservados. 2022

Esta página web usa cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para el análisis de tus hábitos de navegación y realizar estudios estadísticos, mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias y compartir o mostrar contenido de este sitio web en redes sociales.

Puedes obtener más información en nuestra Política de Cookies